Horario de atención: Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm | Sábados : 09:00 am a 12:30 pm                                   

Ecos de una visita histórica

Ayer culminó la visita del Papa Francisco al Perú y los ecos de su visita resonarán en nuestras mentes y corazones por buen tiempo. Cuatro días en los que captó la atención total de católicos y no católicos y en los que nos dejó mensajes y acciones que dan para la reflexión, tanto personal como colectiva.

En principio, llama la atención esa vitalidad, energía y entusiasmo que Francisco le imprime a sus palabras y actividades. Ello sumado a la humildad y alegría que le son inherentes, así como su facilidad para conectar con la gente y especialmente con los jóvenes, le dan un valor agregado a sus discursos y homilías. La mayoritaria respuesta del pueblo peruano, además de fervorosa y entusiasta, refleja también la necesidad de recibir esos mensajes de optimismo y esperanza que no suelen ser tan frecuentes entre nosotros.

Mensajes actuales y cercanos a la realidad del país, evidencian que la espiritualidad puede y tiene que ir de la mano con la vida y los problemas cotidianos. Francisco nos ha demostrado también que sí es posible hablar de temas muy delicados con amor. Lo ha hecho dejándonos llamados de atención y mensajes de esperanza en temas muy actuales y dolorosos, incluso aquellos que a veces preferimos omitir: el respeto al medio ambiente, la defensa de los pueblos originarios, el machismo, las formas modernas de esclavitud, la trata de personas, los efectos nefastos de la corrupción, el sicariato, el feminicidio, el chisme, entre otros.

Podemos estar de acuerdo o no con la Iglesia Católica, que también tiene mucho por mejorar y aprender del Sumo Pontífice, pero no cabe duda que la enseñanza más importante que podemos rescatar de esta histórica visita, es que por álgido y doloroso, no hay asunto humano que no pueda ser enfrentado con amor, bondad y misericordia. Se puede ser franco, honesto y directo, sin herir a los demás, sin necesidad de ejercer la violencia. Enseñanza válida para todos, sin excepción alguna, y que deberíamos esforzarnos por poner en práctica diariamente.

Después de estos cuatro días de reflexión y fervor religioso, volvemos a la “normalidad”, ojalá con una actitud distinta que nos ayude a ser mejores ciudadanos y construir una sociedad más justa y solidaria. Gracias Papa Francisco!!!


Jr. Paz Soldán N° 252 Callao - Perú
Horario de atención
Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm
Sábados : 09:00 am a 12:30 pm
Central Telefónica
(01) 201-6411