Horario de atención: Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm | Sábados : 09:00 am a 12:30 pm                                   

Bienvenido Papa Francisco

Todo indica que la visita del Papa Francisco dará una muy breve tregua a los debates políticos en el Perú. El presidente Pedro Pablo Kuzcynski ha expresado su deseo que la visita del Sumo Pontífice nos ayude a entrar en el camino del diálogo y la paz; de otro lado, el titular del Ministerio de Inclusión y Desarrollo Social, Jorge Melendez, ha manifestado que este acontecimiento será una gran oportunidad para promover la unidad entre los peruanos. Todos quisiéramos que así sea; sin embargo, debemos ser realistas y asumir que dado el alto nivel de confrontación política existente en el país, lo más probable es que los buenos deseos sólo queden en eso y días después de la visita, las cosas vuelvan a la “normalidad”.

Esto se entiende en el plano político, donde la discusión forma parte inherente del accionar de quienes se dedican precisamente a este quehacer, donde la discusión es necesaria y edificante, siempre que se plantee con respeto hacia quienes tienen una posición distinta; criterio que también es aplicable a cualquier otra actividad humana. En tal sentido, resultan fuera de lugar los hechos de violencia generados por sectores minoritarios en el hermano país de Chile con motivo de la llegada del Papa Francisco, donde hasta el momento se han incendiado nueve iglesias católicas y se han producido enfrentamientos con la policía en el primer día de actividades oficiales, en una manifestación no autorizada.

Suena paradójico, pero generalmente estos actos son realizados por sectores que se hacen llamar “progresistas” y que dicen luchar contra las injusticias y la intolerancia. Habría que preguntarnos cuál es el progreso al que aspiran y si sus mecanismos de protesta son justos y tolerantes. Nadie duda que pueden existir motivos razonables para tener discrepancias insalvables con la Iglesia Católica, pero nada justifica actos de violencia y manifestaciones radicales e irrespetuosas como las que se producen hoy en Chile y que ya hemos visto en otros países del “primer mundo”.

Debemos entender de una vez por todas que la modernidad de una sociedad no se mide por la agresividad de sus “antis”, sino por la capacidad de resolver sus diferencias y problemas en el marco del diálogo y respeto. Esperemos que en nuestro país no se produzcan hechos similares y que esta visita nos brinde importantes pautas para aprender a discrepar con respeto y buenos modales… Bienvenido al Perú, Papa Francisco.


Jr. Paz Soldán N° 252 Callao - Perú
Horario de atención
Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm
Sábados : 09:00 am a 12:30 pm
Central Telefónica
(01) 201-6411