Horario de atención: Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm | Sábados : 09:00 am a 12:30 pm                                   

El cambio lo hacemos todos

El Perú vive momentos críticos e intensos en el plano político, a tal punto que un gran sector de la ciudadanía prefiere desentenderse del debate que mantiene ocupados a gobernantes y a los sectores de oposición. La próxima visita del Papa Francisco podría generar una obligada tregua, pero lo más probable es que luego de ella, todo siga igual y nos vuelva a invadir la sensación de que nada va a cambiar.

¿Pero acaso es cierto que el cambio depende sólo de las autoridades y de los líderes políticos? ¿Es posible empezar una transformación del país desde nuestros hogares? ¿Y por qué el liderazgo para el cambio no puede darse desde los lugares menos pensados de la sociedad? Suena idealista, pero no deja de ser verdad: el Perú empezará a cambiar cuando sus ciudadanos tengamos plena conciencia de la responsabilidad que nos corresponde a cada uno de nosotros, y nos decidamos a cambiar.

Si queremos una ciudad limpia, debemos ser limpios nosotros y no arrojar desperdicios en cualquier momento y lugar. Si exigimos que las autoridades se comporten a la altura de las circunstancias, hagamos lo mismo en el lugar donde nos desenvolvemos diariamente. Si queremos expresar nuestra opinión, hagámoslo respetando a quien piensa distinto. Si queremos protestar, hagámoslo sin atentar contra la propiedad privada y mucho menos contra los bienes públicos, cuya instalación y mantenimiento nos cuesta a todos los peruanos.  

Si de verdad queremos luchar contra la corrupción, paguemos nuestros impuestos al día, respetemos el orden en las colas, no tratemos de “arreglar” nada cuando cometemos una infracción, no busquemos una “vara” o tratemos de “aceitar” nada para que nuestros trámites se agilicen. No nos quedemos callados cuando vemos un abuso o injusticia, pero si tenemos algo que denunciar, hagámoslo con pruebas y no sólo porque alguien nos cae mal.

Así como le exigimos a gobernantes y políticos ser probos, tenemos que incidir mucho en nuestra propia educación ciudadana, en el respeto a los demás y en la coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos. Tengamos siempre presente que la grandeza de un pueblo depende también de la calidad de persona, la actitud y la colaboración de cada uno de sus conciudadanos. El cambio también depende de nosotros.


Jr. Paz Soldán N° 252 Callao - Perú
Horario de atención
Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm
Sábados : 09:00 am a 12:30 pm
Central Telefónica
(01) 201-6411