Horario de atención: Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm | Sábados : 09:00 am a 12:30 pm                                   
Miércoles, 17 Mayo 2017 17:01

Venezuela nos duele

Crisis es inmanejable y la violencia y represión cobran víctimas día a día

Hace algunas horas el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aprobó un nuevo decreto de "estado de excepción y emergencia económica" que restringe las garantías constitucionales y le auto concede mayores atribuciones para "preservar el orden interno". Recientemente presentó al Consejo Nacional Electoral una convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente, con la finalidad de elaborar una constitución que reemplace a la impulsada por Hugo Chávez a finales de los noventa.

 

Con el Congreso en contra, Maduro violenta todo el marco constitucional de su país y pretende darle un aire de legalidad a su accionar, refugiándose en  las instituciones que le son leales, entre ellas el Tribunal Supremo de Justicia. Mientras tanto, la represión contra los opositores al régimen se vuelve cada vez más violenta.

 

La situación es inmanejable. La violencia y la represión cobran víctimas día a día. Más de 40 muertos, 800 heridos y miles de detenidos durante las últimas semanas, son el frío resultado de un enfrentamiento que no tiene cuándo acabar. Civiles juzgados por tribunales militares y torturas sistemáticas son prácticas que se denuncian a diario. Una de las imágenes más impactantes de los últimos días ha sido la de policías reprimiendo con gas pimienta a ancianos que pretendían dirigirse hacia la Defensoría del Pueblo para protestar contra el gobierno de Maduro. Una dictadura por donde se le mire. 

 

Tan evidentes son sus prácticas antidemocráticas que ni siquiera sus simpatizantes más conocidos fuera de Venezuela tienen argumentos para defenderlo abiertamente; sólo eluden cualquier pronunciamiento cuando su opinión es requerida. De igual manera, callan en todos los idiomas muchas organizaciones no gubernamentales que dicen defender los Derechos Humanos, pero que prefieren no enterarse de lo que sucede en nuestro hermano país. Salvo la Organización de Estados Americanos (OEA), de la cual el gobierno venezolano se retiró abruptamente, la comunidad internacional tampoco se pronuncia de manera categórica como sí lo hace en otros países en conflicto.

 

Parece una situación lejana. Sin embargo no lo es. Hoy es frecuente encontrar hermanos venezolanos en diversas partes de la ciudad ganándose la vida, luego de huir de las terribles condiciones que atraviesan en su tierra natal. Las arepas ya forman parte de nuestro escenario y vocabulario cotidiano. Ojalá nuestro país les pueda brindar las mismas y mejores oportunidades que muchos peruanos tuvieron allá cuando Venezuela disfrutaba de una añorada época de bonanza… Pero la pregunta sigue en pie, ¿hasta cuándo Venezuela?

 


Jr. Paz Soldán N° 252 Callao - Perú
Horario de atención
Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm
Sábados : 09:00 am a 12:30 pm
Central Telefónica
(01) 201-6411