Horario de atención: Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm | Sábados : 09:00 am a 12:30 pm                                   
Miércoles, 10 Mayo 2017 12:57

Tantas veces Mario

“Los pobres no leen porque son ignorantes” y “los ricos tampoco porque le dan poca importancia a la cultura y a la literatura, también son ignorantes”, declaraciones que se enmarcan según el contexto

 

Ocurrió ya hace varios días, pero la bendita frase todavía sigue carcomiéndonos el cerebro. “Los pobres no leen porque son ignorantes…". No fue un cómico ambulante. Tampoco un niño despistado respondiendo una pregunta tonta. Qué bueno fuera. Lo dijo nuestro gran Premio Nobel, el literato peruano más renombrado de todos los tiempos. Si señores, don Mario Vargas Llosa… La Universidad de Chicago tuvo el raro privilegio de ser escenario de tremenda frase durante el ciclo de conferencias denominadas con razón e ironía “El escritor y sus demonios”. 

 

Ya en anteriores oportunidades hemos escrito sobre MVLL reconociendo sus cualidades literarias y exponiendo sus limitadas aptitudes para la política y la concertación en el Perú. Pero esto nos sacó totalmente del cuadro. Por un momento pensé que se había descontextualizado su dicho. Esperé y busqué explicaciones, quizás la aclaración a un malentendido, en el extremo quizás una disculpa. Pero nada. La vida sigue igual y los pobres quedaron calificados como ignorantes por el simple hecho de ser pobres.

 

Hay que ser demasiado simplista, mezquino e irresponsable para plantear una tesis tan absurda como despectiva. Tengo la suerte de conocer gente muy pobre, ejemplo de vida, que es feliz devorando libros, privilegio que la vida parece no haberle dado a nuestro afamado novelista. Además hay muchísimos casos y estoy seguro que todos conocemos a alguien que superando las terribles desigualdades y dificultades socio económicas, ha sabido salir adelante y labrarse un futuro en diversos campos del conocimiento, el arte y la empresa. Alguien tendría que decirle al escritor que la calidad de una persona no guarda relación con la cantidad de recursos que tiene.  

 

A propósito de su primera novela, “La Ciudad y los Perros”, dice MVLL que los años en el Colegio Militar le permitieron aprender sobre la realidad social del Perú, de la que vivía aislado. Parece que no aprendió mucho y que siempre ha estado aislado de ella. Una vez más el laureado escritor ha demostrado que es un buen novelista, pero un pésimo pensador. Además contradictorio e incoherente, pues para colmo dijo que Jean Paul Sarte lo convenció “que con la vocación literaria uno no actuaba de manera despectiva sobre los problemas de la sociedad”. Si esto no es despectivo, entonces ¿qué cosa sí lo es?  Los flashes y el glamour parecen haber perjudicado el criterio de MVLL, o simplemente han ayudado a revelarnos su verdadera identidad. 

 


Jr. Paz Soldán N° 252 Callao - Perú
Horario de atención
Lunes a Viernes : 08:15 am a 05:00 pm
Sábados : 09:00 am a 12:30 pm
Central Telefónica
(01) 201-6411